6 de julio, 2022

Con el crecimiento de las nuevas tecnologías y el desarrollo de la digitalización la ciberdelincuencia también ha aumentado. Los ciberdelincuentes han sabido adelantarse a las medidas preventivas adoptadas por particulares y empresas, por lo que es conveniente estar al tanto de los riesgos y peligros al estar presentes en el mundo digital.

¿Qué es un ciberdelito?

La ciberdelincuencia es una actividad delictiva a través de un ordenador, una red asociada o un dispositivo conectado. La ciberdelincuencia no solo es llevada a cabo por particulares, sino que ya es practicada por organizaciones e incluso estados.

Tipos de ciberdelitos

  • Phishing: Envío de correos electrónicos por parte de un ciberdelincuente a otro usuario, fingiendo ser una entidad legítima. De este modo el delincuente bajo el nombre de la entidad es capaz de robar información privada, realizar cargos económicos o infectar el dispositivo que ataca.
  • Pharming: Utiliza malware para redirigir a los usuarios hacia versiones falsificadas de sitios web con el fin de que introduzcan sus datos o realicen un pago.
  • Cyberacoso: Se refiere a toda clase de acoso en línea, como el acecho, el acoso sexual, el doxing(exponer en línea información personal de alguien sin su consentimiento, por ejemplo, la dirección física) y el fraping (colarse en las redes sociales de alguien y realizar publicaciones falsas en su nombre).
  • Spoofing: los ataques por spoofing o suplantación de identidad se producen de modo que el delincuente se hace pasar por una fuente de confianza para la victima para acceder a sus datos o cometer otros delitos en la red.
  • Ciberextorsión: Uso de intimidación a través de medios informáticos para que la victima realice un acto a través de la web. Se suele usar para exigir dinero o ganar cualquier beneficio propio.
  • Cryptojacking: También llamado criptominado malicioso, consiste en aprovechar recursos ajenos para el minado de criptomonedas en base al uso de un dispositivo electrónico sin el consentimiento del titular.
  • Malware: Se trata de un software que invade, daña o deshabilita ordenadores, sistemas informáticos, redes, etc. Asumiendo el control parcial de las operaciones del dispositivo infectado.

La lista podría continuar con un sinfín de delitos, pero ¿De donde proviene la ciberdelincuencia?

Con la introducción y crecimiento del internet de las cosas, los ciberdelincuentes han contado con nuevas y creativas formas de atacar, limitando la ciberseguridad y creando cada vez mas vulnerabilidades para los usuarios. El cibercrimen puede llegar desde distintos lugares o maneras: webs no seguras, RRSS, brechas de seguridad, contraseñas poco seguras, correo electrónico, etc.

Impacto de los ciberdelitos

Al existir cada día nuevas amenazas, el impacto de la ciberdelincuencia es cada vez peor, debido a la perdida de datos o daño financiero al que está sometido la víctima.

Impacto para las personas

A raíz de la ciberdelincuencia, una persona física puede sufrir consecuencias como fugas de datos, robo de identidad, problemas con dispositivos, acoso, extorsión o puede ver cargos sospechosos en una tarjeta de crédito.

Impacto para empresas

En las empresas lo más común es que un ciberataque termine en una pérdida económica o de reputación en caso de una fuga de datos confidenciales. Los ataques ransomware (secuestro de datos) son uno de los ataques más comunes a pequeñas y medianas empresas, ataques en los cuales se pide cientos o miles de euros por la liberación de los datos.

Prevención de ciberdelitos

Los ciberdelincuentes están muy preparados e incluso han sabido adelantarse a las medidas preventivas que se están tomando, por lo que es necesario adquirir buenos hábitos digitales para evitar ser victimas de ciberataques. Algunas de las costumbres principales para la prevención de ciberdelitos son las siguientes:

  • No abrir enlaces sospechosos en correos electrónicos.
  • No realizar descargas de fuentes desconocidas.
  • Asegurarse que se esta dando uso a un sitio web legitimo.
  • Actualizar software constantemente (corrige vulnerabilidades)
  • No usar redes Wi-Fi públicas.
  • Usar contraseñas seguras y no reutilizarlas para varias cuentas.

Desde Certus ofrecemos asesoramiento especializado en materia de protección de datos y ciberseguridad.

 

Hablamos de...

Etiquetas:

Comparte el post

Leave A Comment