fiscalcertus
29 de enero, 2019

Entre las medidas fiscales especiales que contempla nuestra normativa queremos hablar hoy sobre el régimen fiscal especial aplicable a los trabajadores desplazados a territorio español también conocido como “régimen de impatriados”.

Los trabajadores trasladados a España y considerados residentes fiscales en España podrán elegir tributar bajo la normativa del Impuesto Sobre la Renta de No Residentes. Bajo este régimen especial, los rendimientos del trabajo hasta los 600.000€ tributaran a una cuota fija del 24% en lugar de la escala de tipos progresiva establecida en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (hasta 48%).

Esta opción es efectiva por el ejercicio en el que ocurre el cambio de residencia y los 5 años siguientes.

A efectos de aplicar este régimen especial se deberán cumplir los siguientes requisitos:

  1. Que el contribuyente no haya sido considerado residente fiscal en España en ninguno de los diez años anteriores a su nuevo desplazamiento a territorio español.
  2. El desplazamiento a España deberá producirse como consecuencia de un contrato de trabajo o con motivo de la adquisición de la condición de administrador en una sociedad, de la que no tenga participaciones en su capital social o siempre que su porcentaje de participación no implique ser partes vinculadas.
  3. El contribuyente no obtenga rentas que se calificarían como obtenidas mediante un establecimiento permanente situado en territorio español.

En caso de que el trabajador desee optar por este régimen, se deberá presentar el formulario 149 para trabajadores desplazados a territorio español. El modelo deberá presentarse en el plazo máximo de seis meses desde el alta del trabajador en la Seguridad Social o desde la fecha que conste en la documentación que permita, en su caso, al trabajador el mantenimiento de la legislación de la Seguridad Social de origen.

Una vez presentado el formulario 149, en el plazo de diez días, las Autoridades Fiscales españolas emitirán un documento certificando que el trabajador ha optado por la aplicación del régimen especial si se han cumplido cada uno de los requisitos establecidos por la normativa reguladora de este régimen especial. Todos los contribuyentes sujetos a este régimen estarán obligados a presentar la autoliquidación del Impuesto sobre la Renta utilizando el modelo especial, modelo 151.

En cualquier caso, desde Certus recomendamos contar con un adecuado asesoramiento de cara a analizar si se cumplen las condiciones ideales para aplicar este Régimen Especial. ¿Necesitas ayuda? Ponte en contacto con nosotros.

Hablamos de...

Comparte el post