24 de marzo, 2022

Dentro del mundo de los criptoactivos se puede encontrar dos tipos de bienes: fungibles y no fungibles. En el caso de los primeros, son bienes muebles que, derivados de darles un uso acorde a su naturaleza, se deterioran hasta consumirse, pero pueden ser reemplazados e intercambiados por otros bienes, como por ejemplo las criptomonedas, mientras que los bienes no fungibles son únicos e irrepetibles. El segundo caso se refiere a los NFT (Non Fungible Token), que son bienes digitales no fungibles que son codificados para identificar cualquier pieza de contenido virtual (imágenes, memes, vídeos, composiciones musicales, tweets) que se individualizan de tal forma que no pueden ser reemplazados con otro contenido similar, convirtiéndolos en únicos, irrepetibles y escasos, por lo que está muy controlada la creación de unidades adicionales para evitar falsificaciones.

Aunque parezca que los NFT son algo reciente, en realidad existen desde hace ya varios años. Sin embargo, su fama ha aumentado en los últimos años y consigo su valor.

¿Qué son y cómo funcionan exactamente los NFTs?

Los NFTs son, por tanto, activos únicos con características propias (no pueden ser intercambiados o sustituidos por otro token equivalente) que pueden adoptar la forma de obras digitales, terrenos virtuales, un nombre de dominio o incluso contenidos de un videojuego. Para ponernos en contexto, un NFT de criptoarte es el mismo coleccionismo de arte que se tenía hace 40 años, pero de forma digital.

Los NFTs no siempre son únicos, en algunos casos (no tan comunes) pueden existir piezas muy limitadas como cromos o sellos. Estos archivos limitados, cuentan con un certificado que protege y controla la autoría y demuestra a su vez quién es el propietario.

Los NFTs limitados son una opción más asequible que los de carácter único y una buena opción para introducirse al mundo del criptoarte.

Compra y venta de NFTS

Las transacciones de NFTs son seguras, todas ellas están protegidas por cadenas de bloques (Blockchain) que siguen el historial de todas las unidades registrando quién ha sido el propietario desde su creación hasta la actualidad.

Para adquirir NFTs son necesarias las criptomonedas y, para almacenarlas, es necesario contar con un monedero de criptomonedas (wallet). Se puede crear una wallet de cripto de forma gratuita mediante el registro en un exchange como Binance o Coinbase, donde todas las criptomonedas adquiridas se almacenan en dicha wallet. Una vez configurada la wallet, podrán adquirirse NFTs en los distintos marketplaces de NFTs (OpenSea, Axie Infinity, Rarible…).

Muchas empresas están apostando por la creación de NFTs como, por ejemplo, la NBA, que lanzó al mercado una colección de NFTs que pueden ser adquiridos a través de la página web Top Shot NBA, en la que cada Top Shot se convierte en un NFT y representa un momento de la historia del baloncesto en forma de un corto videoclip.

Otro dato importante que el comprador debe tener en cuenta es que el precio de dichos activos no es fijo, para consultar su precio y fluctuación se puede usar webs Como Coinranking que monitorean a tiempo real el valor de las obras y de las diferentes criptomonedas.

Riegos y problemas

Dentro de este mundo digital existen muchos problemas y riesgos asociados. A diferencia de la posesión de un activo físico (fungible), en el que la seguridad depende únicamente del dueño, al ser un NFT un archivo que tienes alojado en una página web, dependes únicamente de los servidores para su seguridad, pero hoy en día la gente se pregunta ¿qué pasaría si cierran la página web o hay algún hackeo?

Aunque todas las transacciones de NFT están asociadas a una cadena de bloques para su protección, ya han existido casos de robos superiores a 1,5 millones de euros mediante ataques a modo de phishing, una técnica de ciberataques basada en la recepción de correos falsos para adquirir datos o claves de acceso.

El problema principal en estos casos es que aún no existe una normativa aplicable que regule los criptoactivos, pero esto no significa que exista una desprotección absoluta. En España los artículos 128 y 248 del código penal protegen en cierta parte a los NFT y la Ley de Propiedad Intelectual respalda los derechos de autor. No obstante, existirá un vacío legal importante hasta que se apruebe el primer reglamento europeo de criptoactivos.

Propuesta MiCA

La propuesta MiCA (Markets in Crypto-Assets) se refiere al borrador del reglamento europeo para la regulación de criptoactivos con el que se pretende regular estos activos bajo una normativa general dentro de la Unión Europea.

La MiCA pretende alcanzar a esta revolución digital y financiera y dotar de seguridad jurídica a un mercado que ahora mismo parece carecer de ella, como han puesto de manifiesto diferentes casos de estafa en criptomonedas.

Objetivos del reglamento europeo para la regulación de criptoactivos

  • Crear e implantar un marco regulatorio que dé seguridad jurídica a todos los participantes en este mercado y ayude a favorecer su desarrollo en la UE.
  • Fomentar la innovación y el desarrollo de los criptoactivos, sin dejar de lado la protección de inversores y consumidores, promoviendo un uso más general de tecnologías basadas en blockchain.
  • Garantizar la estabilidad financiera, especialmente cuando vayan llegando al mercado más criptomonedas estables mundiales (criptomonedas que, a diferencia de Bitcoin o Ether, tienen un valor basado en una divisa concreta).

 

Aún no hay una fecha clara para la aprobación definitiva de esta norma, pero lo que sí es seguro es que su entrada en vigor supondrá un gran avance para que los países de la Unión Europea puedan actuar y operar con las redes blockchain en un marco de seguridad jurídica y económica.

Puede consultar más información sobre el reglamento MiCA en el enlace.

Hablamos de...

Comparte el post

Leave A Comment